¿Sufres de nomofobia? Riesgos derivados del uso del móvil

La nomofobia es una enfermedad relacionada con tener miedo a perder o a estar sin el móvil. A continuación, vamos a detallar riesgos relacionados con el uso de estos dispositivos:

Oído

Escuchar música no nos va a dejar sordos. Pero si escuchamos la música con el volumen al máximo, las células que están dentro de nuestro oído pueden dañarse haciendo que perdamos audición.

Musculares

Dependiendo de como usamos nuestro dispositivo, sentimos dolor en los dedos y en las muñecas. Por lo que, el uso inadecuado puede provocar tendinitis.

Adicción

Te puedes dar cuenta de si tienes adicción fácilmente, llevas el móvil al baño, si te lo dejes en casa vuelves a por él, lo miras cada poco rato porque crees que ha sonado, etc. Son solo algunos casos para darnos cuenta de nuestra dependencia.

Radiación

Sabemos que los dispositivos electrónicos desprenden radiación que podrían causar cáncer. SI que provocan en según que casos dolor de cabeza, etc.

Síndrome vibración fantasma

Según un estudio publicado en la revista “Computers on human behavior”, nueve de cada diez jóvenes sufren el síndrome de vibración fantasma, sentir que el móvil vibra cuando no lo hace.

Abstinencia

Podríamos dejar de usarlo y según nuestro nivel de adición, podríamos sufrir ansiedad, inquietud y sensación de aislamiento.

Dolor de cuello

La cabeza pesa en promedio alrededor de 5kg, por lo que, según CNN Health, al mirar siempre para bajo hacia el móvil le añade presión extra en la columna provocando dolor en el cuello y los hombros.

Microbios

El móvil esta lleno de microbios, es más, nuestra mano pasa por muchos sitios y luego acabamos tocando el móvil. El medio estadounidense Wall Street Journal informó que en ocho dispositivos testeados de una oficina, se encontró bacterias coliformes en ellos. Por si no lo sabes, son bacterias del intestino, o sea, nuestros móviles están contaminados con caca.

Esperamos que os haya resultado útil esta información y que evites los riesgos indicados.

Riesgos visuales y posturales de tablets y smartphones

Hoy os vamos a informar de los riesgos para la vista que surgen de usar tablets y smartphones. Investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la empresa española Tecnología Sostenible y Responsable (TSR) han desarrollado el primer protector ocular para smartphones, tablets y videoconsolas portátiles que reduce el daño que ocasiona en la retina la iluminación de estos dispositivos.

El producto se llama Reticare, sale al mercado después de que varios estudios científicos realizados en los últimos años hayan demostrado el daño producido por la exposición directa a longitudes de onda corta de luz LED, emitida por la mayoría de teléfonos móviles de última generación y tabletas.

De hecho, hay ensayos clínicos ‘in vitro’ que demostraron que la exposición de las células del epitelio pigmentario de la retina de donantes humanos a la luz LED directa de diferente intensidad durante 72 horas puede llegar a provocar la muerte del 93 por ciento de estas células.

Además, el deterioro que se produce es “irreversible” ya que estas células no se regeneran, lo que puede provocar una progresiva pérdida de visión.

Para evitarlo, la utilización de este nuevo protector, que se coloca sobre la pantalla del teléfono o tableta, permite reducir la mortalidad celular hasta diez veces, con una tasa de supervivencia celular del 90%.

Captura

“Los productos que hay ahora en el mercado protegen al dispositivo –de manchas o arañazos– pero no tienen en cuenta al que está mirando”, ha reconocido Nilo García, director General de TSR, que asegura que se trata de el primer protector que “ofrece protección para la retina”.

De todas formas, los expertos no se cansan de repetir y recomendar cuidar la vista cuando se trabaja con ordenadores, así como la postura para evitar dolores musculares o lesiones en la columna vertebral y la espalda. Hoy en día todos esos consejos han de aplicarse también a dispositivos más modernos que han hecho resurgir curiosas e innovadoras “posturas” delante del sillón o en la cama, como las tabletas y los teléfonos móviles, con los que pasamos gran parte del día.

Captura

Y para acabar un consejo general: moverse. Dado que solemos pasar mucho tiempo delante de las pantallas y el teclado es necesario relajarse, dejar que circule mejor la sangre, activar el cuerpo Por fortuna con los teléfonos móviles y las tabletas esto casi es algo natural; quienes estén todo el día pegados a su portátil o a la consola de videojuegos deberían hacerlo cada 20 o 30 minutos de forma regular.

Esperamos que os haya sido de utilidad esta información.

A %d blogueros les gusta esto: