Una pareja china vende a su hija y se compra un iPhone con parte del dinero obtenido

Cuando leemos este tipo de noticias, lo primero que hacemos es enfadarnos y preguntarnos: cómo puede existir gente así en el mundo. Después compartimos esta noticia con vosotros.

Una pareja joven china será juzgada por tráfico de personas en Shanghái después de ofrecer de manera ilegal en adopción a su hija. Con el dinero conseguido, los padres usaron parte del dinero para comprarse un iPhone.

Según recoge este viernes el diario shanghainés Jiefang Ribao, órgano oficial del Partido Comunista de China (PCCh) en la municipalidad oriental, los padres pusieron a su hija en adopción a cambio de dinero en un portal de Internet, y la madre usó lo recaudado para comprar un iPhone, zapatos deportivos de marca y otros productos.

Los productos de Apple son muy populares en Asia, cuyos medios recogieron el año pasado el caso de un adolescente que vendió uno de sus riñones para poder comprarse un teléfono iPhone y una tableta iPad. En este caso el diario oficial no reveló cuánto dinero recibieron los padres por entregar su hija a otra familia. Tras ser detenidos, los padres aseguraron a la policía que, al tener ya dos hijos, querían garantizar a su tercera niña un futuro mejor del que ellos podían ofrecerle.

Anuncios

Noticias curiosas de la cultura árabe relacionadas con WhatsApp y twitter

Primero de todo, hay que respetar las diferentes culturas. En este caso, un hombre saudí mandó repetidas veces a su mujer varios mensajes a través de WhatsApp pidiéndole el divorcio. La esposa, se dirigió a un juzgado de la ciudad de Medina con la prueba que le sirvió para que le concedieran el divorcio oficialmente.

Según el diario Arabian Business, el juez consideró el mensaje como prueba para el divorcio ya que la palabra se menciona hasta tres veces pese a que el esposo negara posteriormente querer separarse de su mujer.

El pasado año salió a la luz el caso de un hombre saudí que se divorció de su mujer, porque ésta se había abierto una cuenta en Twitter. La esposa se fue a casa de sus padres quienes consiguieron reconciliar a la pareja acordando que el marido debería pagar a su mujer para que ella eliminará su cuenta.

A %d blogueros les gusta esto: