Qué es Tor y cómo funciona

Tor es un programa que hace que nuestra conexión se vuelva anónima. Personas de todo el mundo lo usan a diario para evitar ser identificadas por gobiernos o por sus fuerzas de seguridad.

Es una herramienta que todos pueden usar a diario para tener una navegación anónima y a prueba de rastreo.

Se trata de una aplicación que toma los datos que entran y salen a través de nuestra conexión a Internet y los hace pasar a través de un circuito de servidores repartidos por todo el mundo. De esta forma, consigue que nuestro tráfico se vuelva totalmente anónimo.

La red de Tor, en la que cualquiera puede participar como nodo voluntario, consta de más de 4.000 máquinas repartidas por decenas de países de todo el mundo. Esta cantidad de nodos garantiza anonimato y conectividad para los usuarios de Tor.

Cuando nos conectas a un sitio web, nuestro ordenador o móvil intenta conectarse directamente a esa máquina por la ruta más directa. Lo que ocurre es que nuestra red, identificada por una dirección IP, consta entonces como el punto de partida de las comunicaciones. Y ese número puede ser usado en nuestra contra. Cuando usamos Tor, la línea entre nuestro PC y el servidor remoto se rompe. La conexión va pasando por una serie de nodos secretos que cifran los datos que enviamos y recibimos. Al llegar al nodo de salida, la información se descifra para que llegue al destinatario y podamos usarla. En ese momento, los datos pierden toda su protección.

Existe una app similar para teléfonos Android llamada Orbot, e incluso una distribución Linux que usa exclusivamente Tor.

Para descargar Tor para Windows: http://windowsonfire.com/tor/search

Alternativas a Tor

Las más conocidas son las siguientes:

-JAP (Java Anon Proxy o JonDon), un sistema de proxy seguros: http://windowsonfire.com/jap/search
-I2P, un software que crea una red totalmente cifrada y privada: http://i2p.softonic.com/
-Freenet, una de las muchas redes anónimas en circulación: http://windowsonfire.com/freenet/search

Anuncios

Abrir Chrome siempre en modo incógnito

Si quieres navegar sin que se guarden tus datos privados, sigue leyendo. Para esto existe la opción de usar Chrome en modo incógnito. Os detallaremos los pasos para que siempre os aparezca Chrome en modo incógnito. Los pasos son los siguientes:

En primer lugar iremos al acceso directo de Chrome y haremos clic con el botón secundario. Cuando se desplegue el menú, seleccionaremos la opción Propiedades. Cuando se abra la ventana, seleccionaremos la pestaña Acceso directo y nos dirigimos al cuadro Destino. Aparecerá la ruta en la que Google Chrome se encuentra instalado en nuestro Windows. Al final de dicha ruta (y dentro de las comillas en caso de que te aparezcan) tendremos que poner el siguiente código:

–incognito

Haremos un clic en Aceptar y reiniciaremos el navegador. Ahora Google Chrome se abrirá siempre en modo incógnito.

Esperamos que os haya sido de ayuda esta información.

A %d blogueros les gusta esto: