Un iPhone 6 explota en el bolsillo de un ciclista

Un usuario de EEUU de un iPhone 6 denuncia la explosión del nuevo modelo de teléfono móvil de Apple cuando lo llevaba en el bolsillo mientras iba en bicicleta. Phillip Lechter, emprendedor norteamericano, ha publicicado en su blog personal el suceso y ha adjuntado varias fotografías para acreditarlo.

Según ha comentado, el teléfono móvil se incendió mientras paseaba con su familia en bicicleta en Tucson (Arizona, EE.UU.). La explosión de este dispositivo, que compró -dice- el pasado mes de septiembre, le ha producido quemaduras en su pierna.

El empresario también ha denunciado que el móvil, fabricado en aluminio, se dobló en su bolsillo. «El humo era espeso y rápidamente intenté sacar el iPhone 6 de mi bolsillo. El olor era inquietante. Podía sentir mi pierna quemada. Lo saqué de mi bolsillo y lo tiré a un lado», ha relatado. Letcher, que acudió posteriormente al médico, ha sufrido una quemadura de segundo grado.

Este tipo de incidentes son comunes como ya hemos visto otras veces, por usar cargadores alternativos, en esta ocasión el terminal explotó sin estar conectado a la corriente. Por este motivo se espera que la compañía se pronuncie al respecto sobre el grave incidente y dé explicaciones sobre lo ocurrido.

Este tipo de baterias fabricadas en litio, suelen integrar fusibles para desconectarse en caso de aparecer un cortocircuito. Las firmas tecnológicas han reiterado que, detrás de estas baterías incendiadas, está el uso de cargadores no originales o ambientes de temperatura extrema.

Explota una batería de un Galaxy S4 debajo de una almohada

No es la primera vez que leemos sobre este tema, en este caso ha habido una explosión de una batería de un Galaxy S4. Una niña de 13 años, residente en el estado de Texas (EE.UU.) se llevó el pasado fin de semana un gran susto después de que su teléfono móvil se incendiará debajo de la almohada cuando dormía en un cama.

Su Galaxy S4 de Samsung, quedó derretido sobre su cama. Un olor a quemado despertó a la menor a media noche, ésta descubrió que su teléfono se había agrietado y derretido, llegando a hacer incluso un agujero a través de la almohada. 

Tras producirse este incidente, se investiga varias tesis acerca de su explosión. La primera de ellas es que el terminal se sobrecalentó cuando estuvo demasiado tiempo debajo de la almohada y, por otro lado, que la batería no era oficial. De hecho, un portavoz de la firma surcoreana aseguró que la batería dentro del teléfono era una unidad de reemplazo y no una pieza original. La empresa se ha comprometido, después de todo, a reemplazar el «smartphone».

Recordad no usar baterías que no sean las oficiales, y no es necesario dormir con el teléfono debajo de la almohada.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: